Basilio Martín Patino…

Hablar de Salamanca, desde mi horizonte, es reconciliarme con el concepto de cultura que me satisface: creatividad, curiosidad hacia cuanto significa aprendizaje, una forma de convivir.

Fernando Lázaro Carreter…

A lo largo de quinientos años van creciendo juntas en Salamanca dos renacientes maravillas: su Universidad y la lengua española.

Puente de Enrique Estevan, Salamanca.

Puente de Enrique Estevan

Puente de Enrique Estevan. Salamanca. Siglo XX. Modernismo.

Fue el 15 de septiembre de 1902 cuando se colocó la primera piedra de este Puente de Enrique Estevan, de seis arcos de 33 metros de luz y acero, proyectado por el ingeniero Saturnino Zufiaurre.

La historia de esta obra, finalizada el 21 de octubre de 1913, se debe, en gran medida, al concejal salmantino Enrique Estevan Santos, promotor y defensor de esta preciosa ingeniería pontonera, a su vez salvadora del Puente Romano.

A finales del siglo XIX, una ciudad en constante crecimiento, sólo dispone para salvar el río Tormes del Puente Romano que, sin embargo, no está capacitado para el agitado trasiego de vehículos y peatones.

En 1887, la propuesta consiste en ensanchar la plataforma romana y alterar su traza; en 1891, con todos los informes favorables para acometer la tropelía patrimonial, el concejal y político Enrique Estevan Santos, no sólo manifiesta su disconformidad contra las modificaciones proyectadas para el Puente Romano, sino que ofrece terrenos y dinero para levantar un nuevo puente que libere de tráfico al secular romano e impida su alteración.

Lo demás es historia; el sentido común triunfó sobre los demás intereses y la propuesta enriquista se llevó a buen término para alivio del tráfico y beneficio del patrimonio.

Publicidad
17 Mar 2017|Categories: Lugares, Monumentos, Monumentos... De Salamanca|
X