Basilio Martín Patino…

Hablar de Salamanca, desde mi horizonte, es reconciliarme con el concepto de cultura que me satisface: creatividad, curiosidad hacia cuanto significa aprendizaje, una forma de convivir.

Fernando Lázaro Carreter…

A lo largo de quinientos años van creciendo juntas en Salamanca dos renacientes maravillas: su Universidad y la lengua española.

Pozo de Nieve y Convento de San Andrés, Salamanca.

Pozo de Nieve y Convento de San Andrés

Pozo de Nieve y Convento de San Andrés. Salamanca.

Es una de esas gratísimas sorpresas que todavía quedan por descubrir bajo el asfalto de esta Ciudad Patrimonio de la Humanidad y financiado gracias al 1,5% cultural.

Escaleras, pasillos y pasadizos que nos permiten descubrir un espectacular lugar donde se almacenaba frío para usos medicinales y alimenticios, principalmente, en una Salamanca que acumulaba nieve para los meses más calurosos del año.

Paredes, murallas y bóvedas que nos permiten contemplar e imaginar un Convento de San Andrés de dimensiones extraordinarias, con torres, claustro, capilla… Y túneles sin descubrir que seguirán desvelando misterios de la Salamanca más oscura.

La visita, guiada y teatralizada, nos transporte a otro tiempo, nos introduce por los espacios que todavía se conservan y nos lleva a imaginaros los que estuvieron y ya no lo hacen.

Habrá que desear que el enclave entre en la rueda habitual de espacios abiertos al público y que no siga cerrado a la espera de Las Llaves de la Ciudad o de visitas extraordinarias.

14 Dic 2017|Categories: Lugares, Monumentos, Monumentos... De Salamanca|
X