Basilio Martín Patino…

Hablar de Salamanca, desde mi horizonte, es reconciliarme con el concepto de cultura que me satisface: creatividad, curiosidad hacia cuanto significa aprendizaje, una forma de convivir.

Fernando Lázaro Carreter…

A lo largo de quinientos años van creciendo juntas en Salamanca dos renacientes maravillas: su Universidad y la lengua española.

El Ayuntamiento de Salamanca incumple los acuerdos de la Comisión Territorial de Patrimonio.

Un año más vuelve a utilizarse un soporte municipal para la colocación de pancartas publicitarias en el entorno de la Iglesia de San Polo (Fuente: Asociación Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio)

Desde el año 2013 la Asociación Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio viene denunciando ante la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural de Salamanca la existencia de un soporte para colocación de pancartas en las inmediaciones de la Iglesia de San Polo, el cual permanece instalado durante todo el año y ya de por sí constituye una agresión al entorno y a la percepción de ese monumento (expediente incoado para su declaración como Bien de Interés Cultural).

Pero es durante estos quince días cuando dicho soporte, cuyo diseño y uso se sitúan al margen de la regulación habitual, es utilizado para la colocación de determinadas pancartas: como si los anunciantes no tuviesen otro medio mejor para transmitir sus actividades al público potencial.

La Comisión Territorial de Patrimonio Cultural de la Junta de Castilla y León en Salamanca ha reiterado en estos años sus decisiones al Ayuntamiento de Salamanca y días atrás Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio le recordaba al Consistorio que éste tiene que respetar la legislación y acatar las decisiones de las instituciones competentes.

Antecedentes.

En agosto de 2013, en marzo de 2014, en noviembre de 2014, en septiembre de 2015 y en septiembre de 2016 la Asociación denunció la existencia y utilización de dicho soporte para la colocación de pancartas publicitarias en las inmediaciones de la Iglesia de San Polo, el cual ya se encontraba en ese lugar antes de la ejecución de las obras del Proyecto de acondicionamiento de la intersección de la Puerta de San Pablo y urbanización del Paseo del Rector Esperabé, con las cuáles el Ayuntamiento de Salamanca pretendía embellecer, dignificar y recuperar una imagen coherente con los valores históricos y paisajísticos de Salamanca, en esa entrada a la ciudad, y que afectaron al tramo de acera en la que se encuentra el soporte (para el que ya se había pedido su retirada).

La utilización del mismo, cada año, durante las ferias y fiestas, así como su existencia es un grave atentado visual contra el patrimonio histórico-artístico y el paisaje urbano, como así ha considerado la Comisión Territorial de Patrimonio Cultural. Por ello, también sería deseable que se estudiase la eliminación o reubicación de otros objetos que desmerecen la percepción de ese monumento: señales, farolas, vallas, cámaras de vigilancia del tráfico, etc.

Con su particular empeño por incumplir la Ley de Patrimonio Cultural, la cual impide la colocación de pancartas y otros elementos delante de los monumentos, el Ayuntamiento de Salamanca también desmerece la restauración que éste realizó durante el año 2016 a la Iglesia de San Polo.

Salamanca.com, Archivo

Salamanca.com, Archivo

Publicidad
04 Sep 2017|Categories: Hemeroteca|
X