Basilio Martín Patino…

Hablar de Salamanca, desde mi horizonte, es reconciliarme con el concepto de cultura que me satisface: creatividad, curiosidad hacia cuanto significa aprendizaje, una forma de convivir.

Fernando Lázaro Carreter…

A lo largo de quinientos años van creciendo juntas en Salamanca dos renacientes maravillas: su Universidad y la lengua española.

El Lunes de Aguas, declarado Fiesta de Interés Turístico de Castilla y León

Esta tradicional fiesta salmantina se incluirá a partir de ahora en las campañas de promoción turística de la Consejería de Cultura y Turismo (Fuente: Ayuntamiento de Salamanca)

La tradicional festividad del Lunes de Aguas ha sido declarada hoy Fiesta de Interés Turístico de Castilla y León por parte del gobierno autonómico, en atención a la solicitud tramitada por la Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Salamanca, que inició el procedimiento el pasado mes de abril, al remitir el preceptivo informe para recibir la declaración.

Esta declaración constata que el Lunes de Aguas, fiesta típica de Salamanca, foco de atracción de visitantes que quieren conocer mejor las señas de identidad salmantinas y que pone en valor un producto gastronómico como es el hornazo, cumple con los requisitos exigidos para esta distinción: originalidad de la celebración, tradición popular, valor cultural y antigüedad mínima.

Tras la declaración, el concejal de Turismo ha añadido que, es una enorme satisfacción y un justo reconocimiento a una festividad charra de muchos siglos de antigüedad. Me gustaría reconocer de forma personal la iniciativa de Alejandro González Bueno.

El Lunes de Aguas es una manifestación original de carácter festivo propia de Salamanca, con arraigo popular, conocida por todos, con una vinculación directa con un elemento cultural gastronómico como es el hornazo típico de Salamanca y cuyas raíces se encuentran en el siglo XVI. Con este título, el Lunes de Aguas se incluirá en las campañas de promoción turística que se lleven a cabo desde al Ayuntamiento y la Consejería de Cultura y Turismo.

Esta fiesta congrega todos los años a miles de personas que se reúnen con familiares y amigos en parques, zonas verdes y las riberas del río Tormes para comer el hornazo, tal y como se hacía años atrás para conmemorar el fin de la supresión de la abstinencia de carne impuesta durante la Cuaresma y el regreso en barca de las prostitutas a la ciudad.

Publicidad
15 Dic 2020|Categories: Noticias y breves|
X