Basilio Martín Patino…

Hablar de Salamanca, desde mi horizonte, es reconciliarme con el concepto de cultura que me satisface: creatividad, curiosidad hacia cuanto significa aprendizaje, una forma de convivir.

Fernando Lázaro Carreter…

A lo largo de quinientos años van creciendo juntas en Salamanca dos renacientes maravillas: su Universidad y la lengua española.

Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio reclama la intervención de las Administraciones para frenar la destrucción definitiva de El Botánico.

La zona arqueológica está expuesta a daños irreversibles producidos por vándalos, la meteorología y la vegetación (Fuente: Asociación Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio)

La Asociación Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio ha reclamado a las Administraciones Públicas competentes a que, de acuerdo con la legislación vigente, intervengan y frenen los daños irreversibles que, producidos por el acceso de vándalos, las inclemencias meteorológicas y la proliferación de vegetación, están llevando a la zona arqueológica de El Botánico a su destrucción definitiva.

De acuerdo con el artículo 24 de la Ley 12/2002 de Patrimonio Cultural de Castilla y León, los propietarios, poseedores y demás titulares de derechos reales sobre bienes integrantes del Patrimonio Cultural de Castilla y León están obligados a conservarlos, custodiarlos y protegerlos debidamente para asegurar su integridad y evitar su pérdida, destrucción o deterioro y los poderes públicos garantizarán la conservación, protección y enriquecimiento del Patrimonio Cultural de Castilla y León de acuerdo con lo establecido en esta Ley. Cuando los primeros no realicen las actuaciones necesarias para el cumplimiento de las obligaciones previstas, la Administración competente, previo requerimiento, podrá ordenar su ejecución subsidiaria.

Estado actual.

Pese a las denuncias formuladas por la Asociación ante el Servicio Territorial de Cultura y el Ayuntamiento de Salamanca dicha parcela, todavía, se encuentra insuficientemente vallada, lo que permite la alteración, destrucción y saqueo de la zona arqueológica por parte de vándalos.

Los daños derivados de la desprotección física también proceden de las inclemencias meteorológicas y de la proliferación de vegetación. De una parte con la afección de la lluvia y la escorrentía de aguas pluviales, de la nieve, el calor o el frío; de otra parte con la extensión y crecimiento de plantas que arraigan entre los restos arqueológicos y empredados. Los daños ocasionados por todos estos factores son irreversibles y demandan una pronta intervención por parte de especialistas en arqueología para su valoración y consolidar lo conservado.

Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio, Salamanca

Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio, Salamanca

Publicidad
18 Jul 2017|Categories: Hemeroteca|
X